📢 Comparto la admiración ❗ de Martin Scorsese por 'TÁR' pero su discutido 🗣 empieza a tener un problema

Empresarial 12 de enero de 2023 Por Alberto Cano vía yahoo!style
Una de las razones por las que Martin Scorsese no deja de dar titulares en los últimos años es por sus controvertidas opiniones sobre el cine de superhéroes, sobre el que en 2019, durante la promoción de El irlandés, demostró que no era fruto de su devoción.
ef2b1880-6d9f-11ed-8d1e-5787e29c29d8
NUEVA YORK, NUEVA YORK - 20 DE NOVIEMBRE: Martin Scorsese habla durante Olivia Harrison y Martin Scorsese en Conversation: Came The Lightening: Twenty Poems For George en The 92nd Street Y, New York el 20 de noviembre de 2022 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Jason Méndez/Getty Images)

 “Eso no es cine. Sinceramente, lo más parecido a ellas que puedo pensar, pese a lo bien hechas que están, con los actores dando lo mejor de sí mismos bajo esas circunstancias, son los parques de atracciones”, declaraba el director de Taxi Driver a la revista Empire.

Tal fue el tsunami que desató que poco después se sintió obligado a explicar más en detalle el porqué de sus declaraciones, publicando un artículo de opinión en The New York Times donde señaló que, aunque “muchos de los elementos que definen el cine” tal y como él conoce “están presentes en las películas de Marvel”, cree que son cintas sin “revelación, misterio o peligro emocional”.

Además, con el paso del tiempo, han sido más las palabras que hemos escuchado de su boca criticando el devenir del séptimo arte, como cuando el pasado mes de octubre cargó contra el énfasis en la taquilla y no en la calidad del producto por parte de la industria. “Es algo repulsivo”, señalaba durante la celebración del Festival de Cine de Nueva York (via The Guardian). “El énfasis ahora está en los números, el costo, el fin de semana de apertura, cuánto ganó en los EE. UU., cuánto ganó en Inglaterra, cuánto ganó en Asia, cuánto ganó en todo el mundo, cuántos espectadores tuvo”.

Y su discurso parece que no se agota, porque, una vez más, volvió a las andadas a través de sus palabras de admiración hacia TÁR, la nueva película de Cate Blanchett sobre una compositora musical de alto estatus que Scorsese ha calificado como su esperanza para el futuro del cine.

 

“Desde hace mucho tiempo, muchos de nosotros vemos películas que prácticamente nos permiten saber hacia dónde se dirigen. Quiero decir, nos toman de la mano, e incluso si es inquietante a veces, nos consuelan en el camino de que todo estará bien al final”, dijo Scorsese durante los premios del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York, donde fue el encargado de entregar el galardón a la Mejor Película a TÁR (a través de IndieWire). “Ahora bien, esto es insidioso, ya que uno puede dejarse llevar por ello y, al final, acostumbrarse. Nos lleva a los que hemos vivido el cine en el pasado -como mucho más que eso- a desesperar del futuro de esta forma de arte, especialmente para las generaciones más jóvenes”.

Tras esta introducción, el director declaró que “las nubes se levantaron” para él cuando vio TÁR, señalando que el trabajo de dirección de Todd Field en esta cinta reúne “todos los aspectos del cine” que para él merecen la pena. “Lo que has hecho, Todd, es un verdadero acto en la cuerda floja, ya que todo esto se transmite a través de una puesta en escena magistral, como ángulos controlados, precisos, peligrosos, precipitados y bordes geométricamente cincelados en una maravillosa relación de aspecto de 2:3:5 en la composición de fotogramas”, continuaba tras relatar lo mucho que la impactó el cómo se vive la experiencia del personaje de Cate Blanchett en pantalla, a través del cuál la cinta explora el horror que hay tras las altas esferas del mundo artístico.

Y, sinceramente, por muy de acuerdo que pueda estar con parte de sus afirmaciones, especialmente en lo que se refiere a TÁR, creo que ha llegado un punto en el que su discurso resulta pedante y sin nada que aportar sobre lo que significa o hacer o ver cine. Para empezar, sin ser yo muy fan del cine de superhéroes, sobre todo lo que rodea al universo Marvel, uno es plenamente consciente de que la industria necesita de este tipo de películas para funcionar. El público las demanda, Hollywood se las da y con los miles y miles de millones que se obtienen se puede invertir en propuestas más arriesgadas o pequeñas cuya rentabilidad difícilmente se puede asegurar, como puede ser el caso de TÁR.

Y sí, TÁR es una cinta maravillosa que, pese a su exagerada duración de 158 minutos, consigue mantenerte pegado a la pantalla con su temática, su técnica cinematográfica y reuniendo todos los ingredientes que uno espera de una gran película. Pero, aunque sea un título que adore, un mundo donde solo se hicieran películas como esta sería demasiado aburrido. Creo que los espectadores también necesitamos evasión y espectáculos que vayan más allá del desempeño artístico, esos que nos dan géneros como los de superhéroes y a los que nos acercamos con la mera pretensión de entretenimiento. Y como tal, sagas como Marvel cumplen su función más que de sobra, y Scorsese, y muchos otros directores que replican su discurso, deberían saber valorarlo.

Te puede interesar